Legado

1940

Para conocer los inicios de la Fundación y de VMV Cosmetic Group nos tenemos que centrar en la figura de su fundador. Don Víctor Martínez Vicario nació en la localidad burgalesa de Mecerreyes el 1 de abril de 1940. Una localidad muy cercana a Covarrubias y a 33 kilómetros de Burgos. Con tan solo ocho años ya ayudaba a su padre, Victoriano, en la peluquería del pueblo. Mezclaba polvos de jabón y un poco de agua en una palangana.

1961

En 1961 llegó a Barcelona, junto a su primo, desde su pueblo de Burgos encima de una Vespa. Tardó dos días en llegar hasta la capital catalana. Nada más llegar, enseguida encontró trabajo en una peluquería. Allí estuvo un año hasta que decidió formarse en una academia para ponerse al día. Pasado un año abrió su propia peluquería, en la calle Urgell, gracias al dinero que le dejaron sus padres para comenzar a pagar el traspaso. Una peluquería que actualmente sigue abierta.

1966

En 1966 entra en el mundo de las pelucas a raíz de que el Gobierno norteamericano prohíbe la compra de pelucas realizadas con pelo chino. Víctor Martínez compró una empresa de exportación de posticería y comenzó a venderlas en España, ya que se pusieron de moda. Incluso viajo a Hong Kong para negociar la compra de material y maquinaria para poder fabricar en España pelucas.

1968

Con tan solo 28 años inaugura su propia academia de peluquería en la calle Muntaner 8 de Barcelona. Tanto la Peluquería Víctor, como Pelucas Marvi y la academia iban viento en popa.

1974

Ya en 1974 Víctor Martínez Vicario adquiere la marca de cosméticos Salherm, una pequeña empresa de coloración que pertenecía a los hermanos Sala. Martínez Vicario fabricaba cartas de color para la compañía y adquirió la empresa tras el ofrecimiento de la familia Sala, ya que Salherm estaba pasando por dificultades económicas. Lo que en un primer momento parecía ser una rápida venta de stocks representó la continuidad y crecimiento de la compañía.

1979

En 1979 la empresa se traslada a Lliçà de Vall, Barcelona, desde donde hoy sigue trabajando. El punto de inflexión llega pocos años más tarde, con la puesta en marcha de una red de distribución propia que actualmente sigue creciendo. El cambio supone la consolidación de la marca, que empieza a ser reconocida como una referencia de prestigio en el sector de la peluquería profesional. Es entonces cuando se crea Laboratorios Cosméticos Lamarvi para apoyar el desarrollo de nuevos productos.

1997

¡Empieza la apertura Internacional! En este año se abre la primera delegación Salerm Cosmetics fuera de España. Nueva York es la ciudad elegida para iniciar el proceso de internacionalización de la compañía. 1999 es también un año clave para el desarrollo de la compañía, ya que nace Salerm Latina en Venezuela y se crea la delegación en México.

2008

Nace La Fundación Salerm Cosmetics con el objetivo de apoyar económicamente a los futuros profesionales de peluquería con el Programa de Becas, así como para la ayuda asistencial de trabajadores del Grupo y familiares. El patronato de la Fundación formado por la familia Martínez – Ribes destina el 1,5% de los beneficios del Grupo para financiar las actividades de la Fundación.

2015

Se crea el primer producto Pink Edition, una edición especial de Salerm 21, #Salerm21Pink, para la ayuda contra el cáncer de mama. En todo el mundo se recaudaron más de 50.000 euros en esta campaña destinada a la investigación de esta enfermedad. En este mismo año también se publica los libros para profesionales Manual Técnico del visajismo y Guía del estilista en Peluquería.

2019

Hoy las diferentes empresas que creó o compró Víctor Martínez Vicario se engloban en VMV Cosmetic Group. El Grupo posee dos fábricas de producción; una en Lliçà de Vall (Barcelona) y otra en la localidad venezolana de Valencia. Las más de 1.200 referencias que fabrica el Grupo se venden en cuatro continentes y la empresa cuenta con delegaciones en las 17 comunidades autónomas de España y en diferentes países como México, Estados Unidos, Canadá, Costa Rica, República Dominicana, Chile, Rusia, Italia o Colombia. A base de mucho trabajo y esfuerzo personal, Víctor Martínez Vicario consiguió, junto con la ayuda de muchos colaboradores y amigos, así como con el trabajo y compañía de su mujer Ana, hacerse un hueco entre los primeros en el panorama mundial de los productos de peluquería. Todo un legado en el mundo de la peluquería que su mujer e hijos no solo mantendrán, sino acrecentarán.